ARAGÓN APRUEBA SU LEY DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES Y HOMBRES

Las Cortes de Aragón aprobaron el pasado mes de junio la Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en Aragón (Ley 7/2018, de 28 de junio).

Volver a Noticias
Uno de los propósitos más importantes de esta ley es su marcado carácter transversal, con la obligación por parte de las áreas de la administración de incorporar el principio de igualdad de genéro en todas sus actuaciones. Otro de los principios generales de actuación de los poderes públicos aragoneses será el desarrollo de la interseccionalidad, protegiendo a aquellas mujeres o colectivos de mujeres que se encuentren en riesgo de padecer múltiples situaciones de discriminación y, en especial, a las mujeres con discapacidad, a las mujeres extranjeras, a las menores, y a las pertenecientes a etnia gitana.
 
Se recoge la creación de Unidades de Igualdad de Género en todos los departamentos y organismos autónomos, de una Comisión Interdepartamental para la Igualdad a efectos de cooperación y coordinación, así como del Consejo Aragonés por la Igualdad de Género, como órgano consultivo y de participación de agentes sociales y económicos, entidades locales, entidades sin ánimo de lucro que tengan como finalidad la promoción de la mujer y de la igualdad entre mujeres y hombres.
 


La inclusión de la Perspectiva de Género en la Educación y más, en un contexto actual que se nos presenta en forma de reto, también tiene un peso muy importante. Los centros educativos aragoneses tendrán que aplicar “el uso integrador y no sexista del lenguaje en los materiales curriculares y recursos didácticos adaptados a los distintos niveles, etapas, ciclos…” . Será obligatorio que cada centro educativo tenga un plan de igualdad, habrán de garantizar una orientación académica y profesional no sexista, e implantar programas de competencia social y emocional para el desarrollo de una educación emocional y afectivo sexual en el alumnado. Se menciona como aspecto formativo a contemplar: “La educación sexual a los varones para la erradicación de la cultura de la violación”.
Otro elemento muy interesante es que la administración educativa aragonesa apoyará aquellos proyectos de centro que planteen modificar infraestructuras y espacios de recreo, al objeto de favorecer un uso igualitario de los mismos.
 



De otro lado, la ley califica, entre otras, como infracciones muy graves (sancionadas con multas de 30.001 a 50.000 euros): “cualquier trato desfavorable a las mujeres en relación con el embarazo o la maternidad de las mismas”; “la utilización sexista del lenguaje o transmisión de imágenes o mensajes estereotipados de subordinación o desigualdad entre mujeres y hombres en los medios de comunicación”; o “el ejercer cualquier represalia o trato adverso contra una persona como consecuencia de haber presentado la misma una queja, reclamación, denuncia, demanda o recurso de cualquier tipo, destinado a impedir su discriminación o la de otras personas”.